¿Qué son las Megaulas?
Megaulas
22 de Junio de 2017

Megaulas: aceleradoras de conocimiento

Nocionalmente las Megaulas son unas naves espaciales que aterrizan en zonas estratégicas del país para transportar a los estudiantes de los establecimientos educativos hasta los niveles académicos de los países ricos y desarrollados.

Proposicionalmente, son aulas gigantes especializadas en la enseñanza de la comprensión lectora y en el desarrollo de pensamiento que reciben estudiantes y profesores de distintos colegios.

Conceptualmente se convierten en núcleos de apoyo pedagógico –N.A.P- en los que se desarrolla el programa de Lectores Competentes 2.0 con los estudiantes de toda una ciudad.

 
Propósito de la Megaula

El objetivo es cerrar, lo antes posible, las brechas que históricamente se han creado en la calidad de la educación entre los colegios oficiales y privados, entre los países pobres y ricos. Asimismo, lograr romper con el esquema de las clases tradicionales, ya que desde su arquitectura está diseñada para enseñarle a los estudiantes a pensar y a desarrollar competencias socioafectivas. 

 
¿Para qué sirven?

Las Megaulas sirven para capacitar a los docentes en la práctica, mientras dictan las sesiones un equipo de expertos les da retroalimentación. Luego, lo que hacen en estos centros de conocimiento, lo replican en las aulas de sus colegios.

Por otro lado, se derrumba el muro que ha separado históricamente a los estudiantes de colegios privados y oficiales, aquí se encuentran ambos, se sientan en las mismas mesas a trabajar, se hacen preguntas sobre la vida, comen juntos sus medias nueves y entablan amistad. Lo mismo ocurre con los docentes. 

 

Historia

En el 2006 un grupo de investigadores de la Fundación Alberto Merani comenzó a trabajar en el diseño de un aula en la que los profesores y estudiantes hicieran cosas que no pasaran en los salones tradicionales, desde su metodología, hasta su arquitectura. El resultado fue:

  • Un aula esférica en vez de cúbica.
  • Cientos de estudiantes en vez de grupos de 30 o 40.
  • Estudiantes de diferentes edades.
  • Sesiones de 4 o más horas y no clases de 45 o 90 minutos.
  • Mesas en vez de pupitres individuales.
  • Varios profesores dictan una sola materia en equipo, en vez de un docente por aula. 

En la mayoría de salones de clase se observa en los estudiantes una mentalidad "industrial" y, aunque esto está bien si se pretende formar personas que trabajen mecánicamente, no es suficiente para el siglo XXI, una época que exige habilidades distintas, lo que obliga a liderar la educación desde la innovación. 

 

 

Megaulas: aceleradoras de conocimiento

Nocionalmente las Megaulas son unas naves espaciales que aterrizan en zonas estratégicas del país para transportar a los estudiantes de los establecimientos educativos hasta los niveles académicos de los países ricos y desarrollados.

Proposicionalmente, son aulas gigantes especializadas en la enseñanza de la comprensión lectora y en el desarrollo de pensamiento que reciben estudiantes y profesores de distintos colegios.

Conceptualmente se convierten en núcleos de apoyo pedagógico –N.A.P- en los que se desarrolla el programa de Lectores Competentes 2.0 con los estudiantes de toda una ciudad.

 Propósito de la Megaula

El objetivo es cerrar, lo antes posible, las brechas que históricamente se han creado en la calidad de la educación entre los colegios oficiales y privados, entre los países pobres y ricos. Asimismo, lograr romper con el esquema de las clases tradicionales, ya que desde su arquitectura está diseñada para enseñarle a los estudiantes a pensar y a desarrollar competencias socioafectivas. 

 ¿Para qué sirven?

Las Megaulas sirven para capacitar a los docentes en la práctica, mientras dictan las sesiones un equipo de expertos les da retroalimentación. Luego, lo que hacen en estos centros de conocimiento, lo replican en las aulas de sus colegios.

Por otro lado, se derrumba el muro que ha separado históricamente a los estudiantes de colegios privados y oficiales, aquí se encuentran ambos, se sientan en las mismas mesas a trabajar, se hacen preguntas sobre la vida, comen juntos sus medias nueves y entablan amistad. Lo mismo ocurre con los docentes. 

 

Historia

En el 2006 un grupo de investigadores de la Fundación Alberto Merani comenzó a trabajar en el diseño de un aula en la que los profesores y estudiantes hicieran cosas que no pasaran en los salones tradicionales, desde su metodología, hasta su arquitectura. El resultado fue:

  • Un aula esférica en vez de cúbica.
  • Cientos de estudiantes en vez de grupos de 30 o 40.
  • Estudiantes de diferentes edades.
  • Sesiones de 4 o más horas y no clases de 45 o 90 minutos.
  • Mesas en vez de pupitres individuales.
  • Varios profesores dictan una sola materia en equipo, en vez de un docente por aula. 

En la mayoría de salones de clase se observa en los estudiantes una mentalidad "industrial" y, aunque esto está bien si se pretende formar personas que trabajen mecánicamente, no es suficiente para el siglo XXI, una época que exige habilidades distintas, lo que obliga a liderar la educación desde la innovación. 

 

 

Megaulas: aceleradoras de conocimiento